OFERTA GUSTAVO ROLDÁN

$470,00

Ingrese aquí su código postal para calcular su costo de envío:


Descripción del producto

TRES LIBROS DEL GRAN GUSTAVO ROLDÁN

La oferta incluye:

Un barco muy pirata "Un barco muy pirata es una singular aventura que resulta de la unión de un apasionante texto narrativo y una personal atmósfera visual. Esta historia nos relata una trama de obstáculos y logros que sólo podrá superarse a través de la amistad, las canciones piratas y las buenas alianzas entre sus personajes (...)" 

La pulga, el piojo, el bicho colorado, la hormiga negra, el cascarudo, la vaquita de San Antonio, la pequeña langosta verde, la hormiga colorada y el ratoncito van a correr mundo. Tienen unas ganas tremendas de conocer tierras lejanas y saber cuáles son las tres cosas por las que vale la pena vivir. El barco lleno de pasajeros y el ratón desde la orilla siguieron viaje cantando canciones de piratas y buscando descubrir las tres razones por las que vale la pena vivir. Los entrañables personajes de Gustavo Roldán nos transmiten el valor de la solidaridad y de la amistad en los momentos difíciles.

* Recomendado por el Ministerio de Educación de la Nación 

El viento de furia  Hay días en que sopla el viento en el monte, y eso no tiene nada de raro. Pero sucede que a veces el viento es fuego que quema y el río es agua que ahoga. Entonces la lechuza, el carancho, el murciélago y la vizcacha quieren escapar los cuatro, en secreto, para salvarse. El piojo, la pulga y el bicho colorado se divierten a lo grande mientras sopla un viento de furia.
El emblemático Gustavo Roldan en un cuento acerca de los secretos y enredos que tejen los animalitos del monte.

 

Pájaro negro, pájaro rojo Dijo el sapo que en este cuento podemos conocer una de las cosas buenas que hacen los hombres, además de ahuyentar a los tigres de Bengala con semillas de mburucuyá y hacer trompos... La pulga, la cotorrrita verde, el monito, la hormiga colorada, el coatí, el oso hormiguero y el picaflor van a aprender acerca de lo que es hermoso y huye, pero a veces nos cae al lado... solo hay que saber verlo, conservarlo y disfrutarlo. Para eso están esas cosas. 

Nada más ni nada menos que para eso.