El otro Fangio / Eduardo Gesumaría

$345,00

Ingrese aquí su código postal para calcular su costo de envío:


Descripción del producto

Juan Manuel Fangio era hijo de un albañil de Balcarce. Al momento de su muerte, a los 84 años, había sido cinco veces campeón del mundo de Fórmula Uno, admirado por figuras como el príncipe Rainiero y Fidel Castro. Pavarotti fue su chofer, Briggite Bardot su amiga y hasta el papa Juan XXIII insistió en reunirse con él.

Partir de un lugar tan humilde para llegar a ser uno de los deportistas más reconocidos del planeta fue factible gracias a su propia premisa: “En la vida hay que tratar de ser el mejor, pero nunca sentirse el mejor”.

El otro Fangio cuenta los episodios salientes de una vida intensa. Los dos accidentes que casi le cuestan la vida; su difícil relación con Don Enzo Ferrari; su extraño secuestro en Cuba, que lo llevó a trabar una amistad con los secuestradores; su celibato (“Corriendo todos los domingos no puede constituirse una familia normal”) y posterior convivencia con “Beba” Barruet, uno de los grandes amores de su vida.

En El otro Fangio, los datos minuciosos, la interpretación de hechos sociales, deportivos y personales, la versión del protagonista de cada uno de ellos, están expuestos gracias a uno de los periodistas que más conoce sobre la historia del automovilismo en el mundo y a su amistad de treinta años con el múltiple campeón.

Luego, como dice el mismo Fangio “si mi campaña ha servido para algo, si corriendo automóviles fui útil a mi patria, eso lo dirá el tiempo”

 

Eduardo Gesumaría (“Sprinter”) nació en Córdoba en 1936. Trabajó en LV2, LV3, Radio Universidad y actualmente conduce en Radio Mitre su clásico programa Autodinámica. Escribió en los diarios Meridiano, Orientación y Los Principios, y en las revistas Automundo, Corsa y Campeones. Actualmente colabora con La Voz del Interior. Publicó los libros La historia del automovilismo de Córdoba; Los Marimón; Oscar Cabalén, el ídolo; Apuntes de la Radio y Televisión de Córdoba; Pirín Gradassi y Las 200 carreras de Fangio, cuyos derechos adquirió el Museo Fangio. Realizó el primer programa de automovilismo de la TV en 1960. En el año 2001, el Senado le otorgó una plaqueta por su trayectoria periodística, y el gobierno de Italia le brindó un homenaje como ciudadano destacado.